El Old Town de Edimburgo

El Scott Monument enmarcado en la entrada del Advocate's Close

El Scott Monument enmarcado en la entrada del Advocate’s Close.

El Old Town o Ciudad Vieja de Edimburgo es sin duda la parte más encantadora y misteriosa de la capital escocesa. No solo su espíritu medieval y gran cantidad de callejones o “closes” capturaron de inmediato mi atención, sino que cualquier rincón y esquina esconden secretos, historias, misterios, y relatos fantásticos! A pesar de ser la zona más turística de la ciudad, no se ven grandes acumulaciones de personas (al menos no en invierno) y al caer la noche incluso la famosa Royal Mile queda prácticamente vacía… esto sumado a la casi eterna lluvia y poca iluminación le da un toque aún más tenebroso -pero genial- a la zona.

Aunque se puede recorrer en unas pocas horas, yo me encontré desde gente haciendo picnics en el cementerio Greyfriars Kirkyard, auténticos gaiteros tocando en la explanada del castillo que donan el dinero que reciben a organizaciones de caridad, vi por primera vez un servicio religioso protestante, me topé con la estatua en honor a un perrito que se quedó junto a la tumba de su dueño durante 14 años, recorrí los tenebrosos pero totalmente seguros “closes” y caminé en las callejuelas por las que escapaba Deacon Brodie -quien inspiró a R.L. Stevenson para escribir Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde- luego de cometer sus delitos.

Hacer un “walking tour” es totamente recomendable para enterarte de todas las anécdotas e historias del Old Town, se ofrecen varias a lo largo del día que salen cerca de la Catedral de St. Giles’ en la Royal Mile y hay tanto pagas como gratuitas y en diferentes idiomas!

Un gaitero voluntario en la explanada del castillo. Parte de lo que reciben lo donan a caridad.

Un gaitero voluntario en la explanada del castillo. Parte de lo que reciben lo donan a caridad.

La estatua de Bobby, el perro que no separó de la tumba de su dueño.

La estatua de Bobby, el perro que no separó de la tumba de su dueño.

Gente haciendo aprovechando el sol para comer al aire libre... en el cementerio

Gente haciendo aprovechando el sol para comer al aire libre… en el cementerio Greyfriars.

El New Town visto desde una resbaladiza bajada del Old Town.

El New Town visto desde una resbaladiza bajada del Old Town.

Sí, llueve mucho... pero se pueden aprovechar estos maravillosos reflejos en los charcos para hacer fotos!

Sí, llueve mucho… pero se pueden aprovechar estos maravillosos reflejos en los charcos para hacer fotos!

El Castillo de Edimburgo, la atracción más popular (y cara!) de la ciudad.

El Castillo de Edimburgo, la atracción más popular (y cara!) de la ciudad.

El edificio de la Facultad de Teología de la Universidad de Edimburgo es impresionante.

El edificio de la Facultad de Teología de la Universidad de Edimburgo es impresionante.

Aprovechando los milagrosos rayos de sol en la famosa Royal Mile.

Aprovechando los milagrosos rayos de sol en la famosa Royal Mile.

Las clásicas cabinas telefónicas con la Catedral de St. Giles' al fondo.

Las clásicas cabinas telefónicas con la Catedral de St. Giles’ al fondo.

El Old Town es perfecto para jugar con los contraluces y cambios de luz en tus fotografías!

El Old Town es perfecto para jugar con los contraluces y cambios de luz en tus fotografías!

Parece una plaza cualquiera, pero seguro esconde historias de ejecuciones, asesinatos y demás leyendas... como la de Deacon Brodie!

Parece una plaza cualquiera, pero seguro esconde historias de ejecuciones, asesinatos y demás leyendas… como la de Deacon Brodie!

Advertisements

2 thoughts on “El Old Town de Edimburgo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s