Faro. Playas y tranquilidad en el Algarve

Love Faro en la marina, uno de los puntos favoritos de locales y visitantes para hacerse fotos.

Faro, la capital del Algarve, me pareció una curiosa mezcla de contradicciones: Es una ciudad turística, pero nunca (y estuve en la temporada alta de verano) se siente masificada y salvo en lugares muy puntuales no te cruzas apenas con grupos de visitantes. No tiene playa, pero es un destino playero y la principal razón por la que la elegimos para nuestras vacaciones fue poder disfrutar del sol, el mar y la arena… y es que este lugar privilegiado está rodeado de islas con playas que difícilmente creerías que se encuentran en Portugal!

La playa en Ilha do Farol

El parque nacional de Ria Formosa comprende una extensa laguna con islas y penínsulas con la particularidad de en cada una de ellas tienes playas que dan hacia la ria o tierra firme, con aguas más tranquilas, menos profundas y más frías mientras que por el otro lado tienes las playas oceánicas, más parecidas a las típicas que tenemos en mente con un poco más de oleaje, algo más cálidas (pero no tanto) y con los característicos servicios y actividades. Desde el muelle de Faro salen ferries a estas islas como Ilha do Farol, habitada y con una vibra muy caribeña, Ilha do Faro, la más concurrida ya que es accesible con vehículos a través de un puente que la conecta con el continente y llena de servicios o Ilha Barreta -mejor conocida como Ilha Deserta- que como su nombre indica, es prácticamente virgen y sin estructuras ni servicios algunos salvo un costoso restaurante. Los precios de los ferries son bastante económicos y no suelen ser más de 2,5€ por trayecto (a excepción de Ilha Deserta, accesible solo con lanchas rápidas o ferries de una empresa privada y que van desde 5€ a 10€ por trayecto dependiendo de la rapidez del bote).

Ilha Deserta, donde puedes tener la playa prácticamente para ti sol@
Ilha do Faro, fácilmente accesible desde el continente y por lo tanto la más concurrida

Pero no todo es playa, caminar por el centro histórico de Faro o “Vila Adentro” es una experiencia bastante agradable. Está lleno de callecitas poco transitadas y casas pintorescas con la típica y a la vez hermosa decadencia portuguesa. Las vías peatonales donde se encuentran los comercios están cubiertas por telas para aplacar un poco el intenso sol del sur de Portugal y aquí encontrarás numerosas tiendas y restaurantes con terrazas. Los paseos bordeando la Ria Formosa, especialmente al atardecer, con el inolvidable sonido y visión de los aviones a baja altura en su camino al cercano aeropuerto, los monumentos históricos, las iglesias con sus campanas y el ambiente de ciudad turística pero sin ser cliché ni agobiar valen mucho la pena y sin duda repetiría este excelente punto de partida para descubrir los maravillosos paisajes naturales del Algarve.

Típica calle del Algarve portugués
El Arco da Vila, entrada al centro histórico de Faro
Un atardecer en la Ria Formosa
Calle peatonal en Faro
Turistas en el centro de Faro con la Igreja de Santa Maria al fondo
Arco do Repouso
El constante paso de aviones forma parte Faro
Una calle adoquinada en Vila Adentro

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s